ARMERÍA. Col. Ante productores de pulpa de coco, el alcalde Ernesto Márquez Guerrero les ofreció las facilidades necesarias para que adecuen sus centros de trabajo con trampas de grasa y, con ello evitar que se afecten los reactores de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR).
El alcalde estuvo presente a invitación del diputado Eusebio Mesina Reyes, con la finalidad de escuchar los planteamientos de los pequeños empresarios que tienen patios donde destopan, deshuesan y pelan coco.
Reunidos en un patio de la colonia El Campanario, Márquez Guerrero les dio facilidades hasta el mes de marzo para que instalen las trampas de grasas, mismas que evitará que pelillo de estopa, pedazos de coco u otros derivados se vayan al red de drenaje.
Esa fue la petición de los pequeños empresarios, quienes estuvieron de acuerdo en cumplir con este compromiso antes de que culmine el mes de marzo, pues manifestaron estar conscientes de que es necesario colocar este equipo para no ocasionar daños a la PTAR.
Márquez Guerrero reconoció el esfuerzo que hacen los llamados “patieros” para generar fuentes de empleo; “tenemos el compromiso de apoyarlos para que sigan siendo creadores de fuentes de trabajo, como administración tienen todo el respaldo para que sigan adelante”.
El alcalde también les explicó que la grasa y desechos de coco, además de dañar los reactores de la PTAR, el municipio está expuesto a recibir millonaria multa de la Comisiòn Nacional del Agua (Conagua), sino se cumple con la normatividad en el saneamiento de las aguas residuales.
Por su parte, el diputado Eusebio Mesina Reyas agradeció la disposición y reconoció el interés del alcalde Ernesto Márquez, por acudir con los productores de pulpa una vez que le hizo la invitación para que los escuchara.